Atenuar los riesgos en el Retail y Ecommerce ante el brote de Coronavirus

Atenuar los riesgos en el Retail y Ecommerce ante el brote de Coronavirus

Miércoles, 6 Mayo 2020

Las alteraciones causadas por el brote de coronavirus están afectando enormemente la vida humana y también están teniendo un impacto creciente en la economía global, reestructurándola de forma inminente. Los principales sistemas de soporte vital como la atención médica, la educación, la alimentación y los suministros se enfrentan al desafío innegable de responder rápidamente a los cambios extremos de la demanda. Se insta a las organizaciones a adoptar una forma de trabajo ágil y flexible. En este artículo, identificamos las tres amenazas principales para la continuidad comercial de los retailers y del ecommerce causadas por el brote de coronavirus y compartimos medidas para minimizar su impacto.    

 
Los gobiernos mundiales han instituido el llamado escenario de máximo control. Este escenario tiene como objetivo aplanar la curva pandémica para evitar un pico de infecciones, reequilibrando la presión sobre las instituciones de salud. Se insta a la sociedad a actuar de manera responsable, y se alienta a las organizaciones a facilitar y estimular dicho comportamiento. Por lo tanto, la salud de los empleados y clientes debe ser la prioridad número uno de las organizaciones. No solo para salvaguardar la salud y la seguridad de la sociedad, sino también para garantizar la continuidad del negocio. Minimizando el impacto económico, tanto para su organización como para sus empleados.
 
El retail, el ecommerce y la distribución de bienes son cruciales para mantener la vida y la economía de las personas en tiempos de crisis. Esas industrias dependen del personal de campo, como trabajadores de almacén, cajeros, almacenistas y repartidores. Significa que una gran mayoría de nuestra sociedad no puede trabajar desde casa y está expuesta a riesgos para la salud a diario. Además, para la mayoría de las organizaciones en estas industrias, mantener a los clientes y compañeros a una distancia social segura es un desafío y, por lo tanto, requiere más atención que otras organizaciones. Especialmente, es de suma importancia proteger la salud de las personas y mitigar los riesgos de continuidad del negocio. Hemos identificado los tres riesgos principales para la continuidad del negocio que plantea el brote de coronavirus: restricciones gubernamentales, escasez de mano de obra y un desequilibrio entre la oferta y la demanda.
 

Restricciones gubernamentales

Aunque las regulaciones impuestas por las autoridades están fuera del control directo de las organizaciones, las organizaciones tienen la capacidad y la responsabilidad de anticiparse adecuadamente. Entre las formas de anticipar las regulaciones gubernamentales y mitigar los posibles riesgos adicionales para la continuidad del se incluyen:
  • Imponer reglas claras y estrictas para sus empleados. Designar a una persona responsable para administrar y mantener estrictamente las nuevas reglas comerciales.
  • Equipar sus propiedades con barreras físicas para alentar el distanciamiento social:
    • Marcas en el suelo con la distancia mínima deseada.
    • Chalecos de colores brillantes para llamar la atención.
    • Colocación de mamparas para minimizar el contacto entre sus empleados y clientes.
    • Equipamiento obligatorio para hacer cumplir el distanciamiento social (por ejemplo, carritos de compra).
  • Adaptar los horarios de apertura a:
    • Distribuir los clientes a lo largo del día, disminuyendo las horas pico.
    • Brindar la opción de reponer existencias fuera del horario comercial o sin la presencia de personas externas.
    • Permitir el acceso a grupos de riesgo solo durante unas ventanas de tiempo establecidas.
  • Fomentar el uso de cajas de autoservicio para limitar el contacto humano y las colas en caja.
  • Para el ecommerce, considerar la dedicación de un porcentaje de las ventanas de servicio solo para grupos de riesgo como los ancianos.
  • Entrega de productos en la puerta en lugar de entrega en casa.

 

Escasez de mano de obra

Un segundo riesgo para la continuidad del negocio es la escasez de mano de obra. La alta demanda debido al acaparamiento, la baja por enfermedad debido a síntomas como estornudos y tos y la amenaza de que el personal se infecte con Covid-19 están afectando la disponibilidad del personal. Las medidas que ayudarán a hacer frente a estas fluctuaciones incluyen:
  • Aumentar la eficiencia y, como tal, reducir la necesidad de recursos adicionales, al considerar medidas que reducen la variabilidad. Una de esas medidas es, por ejemplo, comprometer los niveles de servicio, como considerar plazos de entrega más largos o reducir la variedad de producto.
  • Configuración de un programa de aprendizaje rápido para la incorporación mano de obra en masa. Facilita la formación de nuevos recursos (temporales), por ejemplo, de la industria de la hostelería o la restauración, en un período de tiempo más corto para cerrar el período de alta demanda. Aliviará a los empleados actuales de la presión, y pueden reasignarse a tareas que requieren más experiencia.
  • Trabajo por turnos. Por ejemplo, la implementación de un horario de trabajo de turno A / B (temporal) limita el riesgo de propagar un virus en todo el equipo.
  • Introducir trabajo flexible entre sus ubicaciones. Asignar los recursos sabiamente: considerar reasignar recursos a ubicaciones que tienen una grave falta de personal o ubicaciones que están haciendo frente a las demandas máximas.

 

Desequilibrio entre la oferta y la demanda

Deformación de demanda
  • Adaptar la estrategia publicitaria
    • Los productos duraderos como la pasta, el arroz y los huevos son productos objetivo para los acaparadores. Para dar forma a la demanda, se debe adaptar la estrategia de publicidad y descuento para alentar las ventas de productos frescos o productos que tienen una menor demanda. Esto permite tener más tiempo para reponer bienes duraderos y otros productos con alta demanda.
    • Variar las ventanas horarias o días durante los cuales las ofertas de descuento son válidas. Ayuda a difundir la clientela durante el día y evitar las horas pico.
  • Encontrar formas de informar a los clientes sobre el nivel de ocupación para evitar el hacinamiento. Por ejemplo, usar aplicaciones móviles para compartir las tasas de ocupación en vivo en las tiendas, de modo que se pueda recomendar a los clientes el mejor momento para visitar su tienda y así evitar las horas pico.
Planificación de capacidad
  • Encontrar formas de mejorar estructuralmente la oferta en caso de que la demanda siga siendo alta:
    • Obtener información preliminar sobre la capacidad de los operadores logísticos y otros terceros de interés.
    • Explorar si la organización puede cooperar con proveedores que ahora están experimentando una demanda limitada a cero debido a regulaciones gubernamentales, como hoteles, restaurantes y cafeterías.
  • Explorar la oportunidad de cooperar con organizaciones locales activas en la rama de la hospitalidad y/o la restauración. Establecer iniciativas locales, como las opciones de comida para llevar de los proveedores locales en los supermercados, puede no solo reducir la presión sobre la oferta, sino que también respalda la economía local y refuerza las asociaciones positivas con su negocio.

 

En conclusión

Desafortunadamente, no hay una respuesta exacta a la pregunta de cómo actuar en tiempos de crisis imprevistas como el brote de coronavirus. Sin embargo, el papel fundamental de la industria del retail y del ecommerce es innegable. En un momento volátil, navegando a través de la niebla de la incertidumbre, una administración sólida crea o destruye un negocio. Se deben conocer los riesgos que representan una amenaza para la continuidad del negocio y responder y mitigar esos riesgos en consecuencia. Estos tiempos de crisis exigen una actitud flexible y ágil, una respuesta rápida y decisiva y una comunicación transparente.
 
 
Share: